3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

La autonomía no se negocia

En medios periodísticos de la capital provincial observamos días pasados una imagen que vale más que mil palabras. Allí nuestro secretario general Miguel Pelandino junto a algunos miembros del Consejo Directivo Provincial declaraba que, “Nuestro gremio, la Asociación Trabajadores del Estado, pone todo el compromiso y el esfuerzo para apoyar este proyecto”. Vimos con atención como Pelandino, nuestro secretario general del CDP,  confirmó el compromiso de apoyar la continuidad de estas políticas. Debemos aclarar que el sueño entrerriano debe ser el sueño de todos pero con salarios dignos, adecuadas condiciones de trabajo, viviendas, educación, salud para todos y esencialmente, una Provincia inclusiva y no sólo para los que piensan igual.

Esta definición nos causó mucha tristeza por la rica historia de nuestro Sindicato con más de 88 años de lucha por la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores y de la autonomía de los partidos políticos y luego, se transformó en bronca y preocupación porque estos dirigentes son los que tienen la responsabilidad de estar sentados en las paritarias defendiendo y siendo la voz de los trabajadores.

Dicha noticia habla de mantener y apoyar “el rumbo” y es aquí donde nos preguntamos, ¿Qué rumbo?. Aquel que acordó en esta Provincia un salario que apenas sobrepasa los 3000 pesos cuando el mismo Consejo Federal de Salario estableció a mediados de 2013, que ningún trabajador debe ganar menos de 3600 pesos.

Que hermoso sería que estos mismos funcionarios y dirigentes gremiales intenten, aunque sea una sola vez en su vida, vivir con 3000 pesos al mes. Tal vez entonces las perspectivas de negociación serían diferentes.

Es triste comprobar que el tiempo nos ha dado la razón, cuando en más de una oportunidad se pidió, en los ámbitos correspondientes, que ATE se ponga a la cabeza de los conflictos que a diario surgen en todas las reparticiones de la administración pública pero sólo hemos recibido como respuesta: “Estamos de paritaria, no se puede accionar”. Situación eterna que lleva más de un  año y que arroja como resultado menos protagonismo, el gremio desmovilizado, persecución a los compañeros delegados, magros salarios, peores condiciones de trabajo, precarización laboral.

Se debe recordar que aquellos que hemos sido electos por el voto de confianza de los compañeros debemos cada día, cuidar y acrecentar ese sentir teniendo presente que ser representantes de los trabajadores es saber interpretar sus necesidades. A pesar de esto, parte de la conducción provincial adopta una postura que no representa al conjunto y por ende, somos la mayoría de los compañeros los que no compartimos la política implementada por esta conducción.

Ante la declaración de que nuestra organización apoya incondicional a la patronal haciendo una acción concreta de obediencia debida, surge un interrogante central: ¿No es un deber impostergable de esta dirigencia gremial priorizar estrategias que den respuesta a las múltiples problemáticas que aquejan al conjunto de los estatales?.

Evidentemente la ambición política está matizada por un egoísmo tal que echa por tierra los lineamientos de nuestra ATE, una entidad que alguna vez fue autónoma.

Las Seccionales abajo firmantes consideramos fundamental reivindicar nuestra autonomía gremial y política de los gobiernos de turno, cualquiera sea su color, pues este es un mandato fundacional de nuestra organización que por lo visto, algunos han olvidado.

Afortunadamente muchos pensamos y obramos diferente. Muchos mantenemos banderas de lucha, solidaridad, transparencia y autonomía ante lo cual no podemos ni vamos a permanecer en silencio. Por todo esto es que declaramos categóricamente que: nada tenemos que ver con este pensamiento político partidario y que resulta una falacia burda y acomodaticia el expresar que toda la ATE respalda de manera incondicional el rumbo de la actual gestión provincial sobre todo porque este tema nunca fue discutido hacia el interior de nuestra organización.

ATE es mucho más que una mesa o el despacho de un funcionario. La verdadera ATE es lucha, los chalecos verdes en la calle y el orgullo de saber que el compañero que camina a nuestro lado nos cuida la espalda.

 

ATE Gualeguaychú        ATE Uruguay        ATE Colón            ATE Diamante     ATE Victoria          ATE La Paz