3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Artículos

Condenados a escuchar anuncios y nunca soluciones de fondo

 

 

 

Este 29 de mayo los trabajadores nos encontramos nuevamente unidos en un paro nacional al que adhiere la Seccional ATE Concepción del Uruguay con la realización de asamblea y movilización. Nos unimos en el firme reclamo de asignaciones familiares para todos; 82% Móvil para nuestros jubilados; rechazando la precarización laboral; esperando una nueva ley de ART que beneficie a los trabajadores. Exigimos paritarias libres y un inmediato aumento salarial.

 

La presidenta Cristina Fernández anunció el miércoles último entre aplausos como siempre mecánicos, un aumento del 35% en todas las asignaciones familiares y, claro está, que Entre Ríos por su autonomía provincial, deberá aguardar la decisión del gobernador Urribarri respecto a si otorga el mismo aumento a los trabajadores del Estado. También ocurrirá lo propio con el pago, por única vez, de ayuda escolar en junio del corriente. En este marco, Ante estos anuncios y tal como siempre ha sido la postura concreta y objetiva de ATE Seccional Uruguay observamos detenidamente el incremento del 35% y la causa es simple:  desde hace varios meses nuestro gremio sostiene que el aumento salarial para los trabajadores del Estado no debe ser menor a ese porcentaje, motivo por el cual, el anuncio de la Presidenta, nos da la pauta que el 35% insistentemente reclamado no es mentiroso ni caprichoso.

También observamos a la distancia cómo anuncian indumentaria económica, una lista de 500 comestibles con un precio fijo y al parecer accesible, entre otros beneficios que en buena hora pueden aprovechar los grandes centros urbanos. Estos nunca están al alcance de todos los trabajadores.

Los trabajadores del Estado entrerriano, alrededor del 70% de la masa obrera, perciben un salario mínimo de 2990 pesos y nuevamente reiteramos, suma completamente insuficiente al momento de pensar en alimentarse, vestirse y en muchísimos casos, hacer frente a un alquiler. No podemos ni siquiera mencionar los costos en casos de enfermedad porque realmente cualquier presupuesto mensual se escaparía de las manos. Esta situación escandalosa que ubica a los trabajadores en un estado de abandono, desprotección y angustia no es nueva pero a los sectores más poderosos realmente pareciera no importarle.

Esta es la realidad. Muchas veces hemos planteado que un funcionario o legislador intente vivir sólo un mes con el sueldo de un trabajador del Estado. Sólo de esta forma podría entender las diversas y serias dificultades que las familias encuentran al momento de intentar vivir con dignidad. Pero precisamente porque sus salarios superan 12 ó 13 veces los mínimos resulta imposible poder siquiera lograr un debate ya que nunca entenderían la complejidad de la situación.

Las medidas de fuerza reclamando salarios dignos, el rechazo al impuesto al trabajo, paritarias, entre otros grandes temas continúan en todo el país y ocurrirá nuevamente este 29 de mayo cuando convocados por la CTA los compañeros se unan en un nuevo paro nacional con movilización y cortes que, para cada uno de los integrantes de nuestra ciudad significará reunirnos a las 10 en nuestra sede sindical de 3 de Febrero 180. Finalmente, volviendo al aumento del 35% en las asignaciones, la medida indica que debiera haber aumentos del mismo tenor para todos los trabajadores y que cada uno de ellos no perciba haberes menores a los 5.500 pesos. Los cálculos son sencillos y si hubiera una correcta redistribución de la riqueza con seguridad estaríamos hablando de otro tema. Lamentablemente no podemos hacerlo porque cada día los trabajadores enfrentan sus obligaciones con el mismo compromiso de siempre pero sabiendo que su salario no les alcanzará ni siquiera para llegar a mediados de mes. A diario lo vemos en nuestro gremio, todos los días lo vemos en cada dependencia del Estado entrerriano y a nuestros queridos compañeros sólo podemos decirles que tenemos que unirnos con más fuerza, con plena convicción porque esta será la única manera de defender nuestros derechos y fundamentalmente, darles a nuestras familias una vida digna.