3 de Febrero 180 - Tel. (03442) 423-339
C. Del Uruguay (3260) E. Ríos
prensaatecdelu@yahoo.com.ar

Señora Presidenta: Escuchó alguna vez... “los pies sobre la tierra”.

 

 

 

Al parecer usted vive en otro país, en otro continente, con situaciones que no tienen nada ver con lo que sucede en Argentina, con epicentro en la provincia donde vive y viven los alcahuetes que le informan mal. Se ha encerrado en una lucha contra una empresa y se olvida de lo que sucede a su alrededor.

 

Señora los “pies sobre la tierra” quiere decir precisamente eso; que ni su marido ni usted tienen. Hoy se desgastan en una lucha inútil, se pasan horas hablando y despotricando contra los que no obedecen sus órdenes y para ustedes son todos oligarcas. Permítame aconsejarle el uso del diccionario, de vez en cuando no hace mal. En el 2001, 2002 y menos cuando Néstor era gobernador, y usted diputada o senadora, nunca se ocuparon de papel prensa. Hoy se han convertido en UNA PAREJA DE PEQUEÑOS Y MISERABLES BURGUESES. Los discursos se limitan a papel Prensa, de Educación, Salud, Inseguridad ¡¡NADA!! Como si los chicos comieran todos los días Milanesas con Papas Fritas, como si la Escuela fuera lo mejor, si la Inseguridad fuera un Falacia como dice su alcahuete Fernández, como si los sueldos de los docentes fueran cifras dignas. Le preguntamos “recordar el pasado” sirve o no, porque el papá del canciller fue uno de los que apoyaron el Golpe del 76, el del 66, cuando destituyeron al doctor Illia, y ahora nos olvidamos. Señora Presidente; la Argentina necesita gente que piense un país mejor y no como apoderarse del papel prensa, (y no estamos a favor de ningún curro) que se entienda bien, la lucha mafiosa que usted y su marido mantienen con papel, cámbienla por una lucha de ideas políticas en beneficio de nuestra querida Argentina. Tanto los cegó el poder que no quieren detenerse ante nada. Quieren destruir a todos los que piensen de forma diferente. Cuanto tiempo le dedica a los temas de interés de nuestro país. Porque si el último discurso tuvo una hora veinte sobre el despelote que tiene con el papel, nos imaginamos que a los otros temas, debería dedicarles por lo menos siete u ocho horas (salud, educación, trabajo, inseguridad). Cada vez somos más los que pensamos que no es creíble una pareja que para solucionar los problemas del país, año a año incrementa su patrimonio. Cristina al país lo hacemos entre todos. No lo destruyan ustedes dos.